Chilenos delincuentes que asaltan casas re abren el debate sobre los inmigrantes que vienen a la Argentina

Dos “roba casas” chilenos detenidos en Villa Crespo

La Policía de la Ciudad atrapó a dos delincuentes que habían entrado a un edificio para asaltar departamentos. Tenían herramientas y elementos robados.

Cuando alguien dice que habría que darle prioridad a los argentinos, frente a los inmigrantes (chilenos, paraguayos, bolivianos, venezolanos, colombianos, etc.) frente a un turno en un hospital, para que los argentinos no tengan que esperar meses para una consulta debido a los pacientes inmigrantes que se atienden gratis en nuestro país, la respuesta correcta es: Todas las personas que habiten el suelo argentino, según nuestra constitución, tienen el mismo derecho. Sabemos que, más allá de dónde haya nacido cada unx, todo ser humano tiene derecho a la salud.

Pero, ¿qué pasa con la educación? ¿Con los cupos para la universidad pública? ¿Y con más del 87% de delincuentes en las cárceles argentinas que corresponden a nacionalidades de países limítrofes? ¿Esto quiere decir que no hay ladrones o delincuentes argentinos y que “los malos son los de afuera”. No. Pero hay una estadística, una métrica, que indica que muchxs de lsx narcotraficantes, ladrones y homicidas procesados, que están en las cárceles vienen huyendo de otros países y despliegan sus habilidades criminales en nuestro país. ¿Esto significa que todxs lxs inmigrantes que vienen a nuestro país son delincuentes? Por supuesto que no. Pero el debate sobre exámenes sobre antecedentes penales, y demás, a lxs que vienen a la Argentina está abierto y ya genera polémica.

A raíz de un llamado al 911, personal de la Comisaría Vecinal 15-B de la Policía de la Ciudad fue desplazado hacia avenida Corrientes al 5700, en donde según la denuncia dos personas se encontraban forzando la puerta de entrada a un edificio.Al llegar los oficiales se encontraron con un sujeto frente al domicilio, quien al intentar ser identificado se mostró hostil con el personal policial, por lo que fue solicitada la presencia de dos testigos.

Se trataba de un ciudadano chileno que en su poder tenía un destornillador de gran tamaño, 2.100 pesos y un celular del cual desconocía la clave.
A continuación los efectivos ingresaron a inspeccionar el inmueble, y al llegar al cuarto piso hallaron a un segundo sospechoso, también de nacionalidad chilena, quien entre sus pertenencias llevaba otro destornillador, un celular robado, 2.295 pesos, 5 dólares, tarjetas y documentos de otra persona.

Los detenidos chilenos fueron trasladados a la Comisaría Vecinal 15-B y puestos a disposición del Juzgado Criminal y Correccional N° 29 a cargo de la Dra. Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *