FIESTAS HASTA LA 6 DE LA MAÑANA EN EL BARRIO DEL PARQUE CHACABUCO

3 de abril, 2020

Todxs tenemos derecho a dormir tranquilxs en nuestras casa, pero lamentablemente eso no sucede con frecuencia cuando los dueños de casas, con tal de tener un ingreso económico, le alquilan su propiedad a cualquier persona.

En esa cuarentena por el Corona virus ya se registraron dos fiestas en la calle Santander al 1962, por parte de un vecino (mal vecino) que vive en el fondo de un PH junto a otrxs amigxs, todxs de nacionalidad chilena que no saben convivir ni respetar las reglas de respeto hacia los otrxs. Este vecino tiene una demanda judicial por estos temas, que viene desde hace varios años. En una de sus primeras fiestas alquiló equipos de sonido donde la música llegaba hasta la otra cuadra, los reclamos llegaron por parte de todos los vecinos; en esa fiesta ingresaba cualquier persona y la casa se llenó de tanta gente que la terraza parecía venirse abajo. En los pasillos había punks vomitando y fue una tortura para el barrio. Las fiestas y reuniones siguieron consecutivamente llevandose adelante cualquier día de semana, como fue en una oportunidad donde una cantante lírica empezó su show íntimo en el patio de la propiedad a las 12 de la noche y se extendió hasta el amanecer sin permitirle dormir a lxs vecinos que tenían que levantarse temprano al día siguiene para seguir adelante con sus actividades normales: trabajar sobre todo, haciendo que estos días se vuelvan una pesadilla para ellxs, dado que ir a trabajar sin dormir no es algo recomendable para nadie. Después de las demandas con testigos y declarciones testimoniales (MPF 00250079) llevadas a cabo desde el 04/02/2019 fue resuelta en un acta de mediación que los vecinos no cumplieron con el agravante que en octubre del año pasado iban a dejar la propiedad pero, la propietaria, seguramente por intereses económicos, les volvió a renovar el alquiler y por supuesto los ruidos molestos durante toda la noche siguen, como estas dos fiestas que ya llevan en cuarentena.

La útlima la llevaron a cabo el día miércoles 1 de abril. La misma comenzó a las 12 de la noche y se desarrolló hasta las 6 de la mañana. Desde la puerta de calle podían escucharse a lxs invitadxs cantar canciones a los gritos acompañadxs de instrumentos de percusión, obviamente sin dejar dormir a lxs vecinxs que al día siguiente se debían despertar trabajo para retomar sus actividades laborales, en estos tiempos de forma virtual. Ante la notificación de los nuevos incidentes a la propietaria su respuesta vovlió a ser el silencio y la indiferencia. En estos días se está pidiendo reabrir la causa (N° de actuación 620332) y se lamenta no haber llamado a la policía en estas dos últimas “fiestas en cuarentena” (por contemplación de un vecino hacia los vecinos problemáticos) dado que hubiesen quedado detenidxs. Ya se había registrado intervenciones federales desde el 21/12/18 Legajo 414441 por ruidos molestos. La propietaria y responsable final de los hechos sigue sin dar la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *