Guisos de madres, postres de abuelas y torres de caramelos…

Cuáles son las verduras de invierno y cómo comerlas. A pocos días de empezar la estación más fría del año, las bajas temperaturas ya invitan a comer más para estar calentitos.

Las bajas temperaturas ya invitan a comer más para estar calentitos. En invierno, el cuerpo pide más comida calórica porque está gastando energía en mantener la temperatura adecuada, como resultado, se necesitan más carbohidratos para tener la energía necesaria para afrontar las tareas diarias. Sin embargo, los alimentos recomendados en invierno son los mismos que en las demás estaciones, o sea que hay que incluir todos los grupos.

La compra responsable

Es un concepto que implica conocer aspectos como la estacionalidad. El consumo de las variedades de frutas y verduras de estación hace que el aporte de vitaminas, minerales y otros nutrientes sea máximo, ya que son cosechadas en el momento correcto. Tienen la textura adecuada y su apariencia, color y sabor son mucho más intensos

¿Cuáles son las variedades de invierno en CABA y GBA?

Frutas: limón, mandarina, manzana, naranja, pomelo.

Verduras: apio, acelga, espinaca, brócoli, berenjena, choclo, morrón, radicheta, puerro, zapallo, zapallito, zanahoria.

Cómo comer vegetales de invierno:

– Sopas: se pueden combinar vegetales, y agregar cereales y/o legumbres. Para tener siempre disponibles sopas caseras, naturales y saludables, una opción es preparar una cantidad abundante, fraccionar en porciones individuales y freezar. Al momento de consumirlas se puede agregar una cucharada de queso blanco, cúrcuma, jengibre rallado, pimienta, etc.

Receta de Sopa de cebolla con queso gratinado

Receta de Karlos Arguiñano de sopa de cebolla con queso gratinado, un plato fácil muy popular en la cocina francesa y perfecto para los días de invierno.

Ingredientes (4 personas) para la receta Sopa de cebolla con queso gratinado :

Elaboración de la receta de Sopa de cebolla con queso gratinado:

Pon los garbanzos a remojo en agua de víspera.

Para el caldo, cuece en la olla rápida los garbanzos escurridos, el puerro y 1 cebolla partida por la mitad, los dientes de ajo pelados, los huesos, el zancarrón, unas ramas de perejil y una pizca de sal.

Coloca la tapa y cocina durante 30 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Pasado este tiempo, retira la carne, los garbanzos y la verdura. Cuela el caldo. Reserva.

Pela y pica finamente las otras 5 cebollas y ponlas a pochar en una cazuela con aceite. Sazona y cocínalas hasta que se poche bien. Pica el pan, añádelo y rehógalo brevemente. Vierte el caldo y cocina todo durante 10 minutos aproximadamente. Bate con una varilla hasta que el pan se deshaga.

Sirve la sopa de cebolla en 8 cuencos, espolvoréalos con el queso y gratínalos en el horno. Sirve y espolvorea las tazas con un poco de perejil picado.

Consejo:

La receta de hoy nos va a dar mucho de sí porque mañana se aprovecha la carne para hacer croquetas  y pasado los garbanzos para hacer unas hamburguesas. Rico, rico y barato, barato.

Información nutricional de la receta:

Cebollas blancas dulces: Es un alimento que regula todas las funciones del organismo, aportan fibras vitaminas y minerales. No aporta apenas calorías. Además, la cebolla tiene gran efecto diurético y depurativo y tiene sustancias que potencian nuestra defensas frenando el envejecimiento

Zancarrón: Se trata de un alimento que nos protege de la anemia. Si retiramos la grasa visible, es una carne magra que puede formar parte de dietas para adelgazar. Necesita una larga cocción para que se digiera con facilidad.

Pan de sopa: Nos aporta la energía necesaria para realizar nuestras actividades. No dejemos de echar pan a la sopa con la falsa creencia de que nos va a engordar. Todo lo contrario, añadir pan a la sopa nos ayudará a no tener hambre hasta la merienda y así evitaremos picar entre horas alimentos de escaso valor nutritivo y con muchas calorías.

Queso emmental: Nos aporta proteínas de calidad, necesarias para que estemos sanos y bien nutridos, además de calcio, necesario para mantener los huesos sanos. Pero también nos aporta grasas que suben el colesterol y que nos engordan.

– Tartas: son una opción práctica para incluir vegetales. Los rellenos pueden prepararse con anticipación, fraccionarse y conservar en freezer.

– Pizzas: además de los clásicos vegetales utilizados, como el tomate, la cebolla o la espinaca, se pueden agregar berenjenas, brócoli o zapallitos. Son una alternativa colorida y sabrosa para cubrir una pre-pizza y armar una comida rápida y económica.

Durante el mes de junio en las siguientes Estaciones Saludables se ofrecerán de manera libre y gratuita diversas actividades, como charlas y clases de cocina sobre frutas y verduras de invierno, a cargo de nutricionistas:

• Plaza Rubén Darío: Av. Del Libertador y Dr. Luis Agote.

• Parque Patricios: Patagones y Monteagudo.

• Parque Centenario: Antonio Machado y Leopoldo Marechal.

• Parque Chacabuco: E. Mitre y Av. Asamblea.

• Parque Indoamericano: Av. Castañares y Av. Escalada.

• Parque Avellaneda: Av. Lacarra y Av. Bilbao.

• Parque Saavedra: Av. García del Río y Av. Melián.

• Lago de Palermo: Andrés Bello casi esquina Tornquist.

• Rosedal: Av. Iraola y Av. Sarmiento.

• Parque Los Andes: Av. Dorrego y Av. Corrientes.

• Plaza Sudamérica: Av. Piedrabuena y Av. F. de la Cruz.

• Plaza Flores: Av. Rivadavia y Fray Cayetano Rodríguez.

• Parque Rivadavia: Av. Rivadavia y Balcarce.

• Mercado Belgrano: Juramento y Ciudad de la Paz

• Mercado San Nicolás: Av. Córdoba 1750.

• Mercado de Economía Solidaria Bonpland: Bonpland 1660 • Mercado Progreso: Av. Rivadavia y Del Barco Centenera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *