La noche de los templos

 

Resultado de imagen para iglesia medalla milagrosa

No hace falta ser religioso y mucho menos doctrinario como la iglesia para pasar a conocer la arquitectura que ellas tienen. Fueron construidas con fondos del Estado, porque Estado e Iglesia todavía siguen emparentadas de manera intrínseca, y a pesar de contar con ex presidentes separados de sus mujeres pero que tuvieron que hacer la actuación de estar juntos para dar una imagen de matrimonio feliz y hegemónico (hombre-mujer- hijos- católicos) para poder acceder al poder, a ninguno se le ocurrió cambiar los protocolos que no cumplen pero que fingen cumplir.

Así mismo, catedrales e iglesias pueden resultar emocionante, ya sea como decíamos antes por su imperiosa arquitectura, que también nos dice algo y nos informa de muchas cosas, aunque no queramos ver, y de otras cosas aledañas como la música sacra, etc.

Entonces, salvada esta introducción podemos decir que puede resultar interesante que este sábado 24 de noviembre gocemos de un paseo donde podremos descubrir un mundo, que para muchos es desconocido, ya que se hará la tercera edición de La Noche de los Templos en diferentes partes de la ciudad de Buenos Aires. Habrá siete circuitos guiados en los que se incluyen al menos tres cultos diferentes y se podrán hacer a pie en el horario de 20.30 a 22, distribuidos en los barrios de Belgrano, Palermo, Centro y San Telmo. También habrá templos para recorrer en Parque Chacabuco y Saavedra.

Entre las actividades que se podrán realizar, se destacan las del Monasterio Budista Fo Guang Shan, en el barrio de Belgrano: meditaciones guiadas, clases de TaiChi y prácticas de caligrafía oriental. También podrán visitar el Templo Libertad, el más antiguo de la comunidad judía, donde se realizarán charlas y se presentarán comidas típicas.

Historia de la Parroquia Medalla Milagrosa

Luego de asumir el compromiso de construir el Santuario de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa las Hermanas Hijas de la Caridad logran interesar a la Señora viuda de Olmos, quien había heredado una fortuna de su difunto marido el terrateniente y ex Gobernador de la provincia de Córdoba para que liderara la comisión Pro-Santuario.

Adelia Hiralaos de Olmos, una de las mujeres más ricas de su época, se convirtió no sólo en la principal fuente de financiamiento del proyecto con su patrimonio heredado sino que se ocupó personalmente de supervizar cada detalle de la construcción. En su palacio de la calle Marcelo T. de Alvear, que luego donaría para que se convirtiera en la Nunciatura, es donde habitualmente se reunía la comisión y es donde se firmaron los contratos. Por sus acciones caritativas y sus donaciones a la Iglesia Católica fue nombrada Marquesa Pontificia por el Vaticano.

 Construcción del 

 Santuario 

El Padre Mattías asumió como primer Párroco y junto a la señora de Olmos decidieron, desde el color de los mármoles, el diseño de los vitrales, hasta el más mínimo detalle. La importante suma de dinero donada cubre un poco más de la mitad de los $500.000 pesos que se necesitan para la construcción.

El resto de los fondos fue conseguido mediante cientos de donaciones particulares, sorteos y otras muchas actividades que realiza la comunidad con mucho esfuerzo y sacrificios.

Para diseñar el templo contrataron al estudio de los famosos arquitectos Franceses Favré y Trouvé, quienes tenían una amplia experiencia en la construcción de palacios y mansiones para la alta sociedad porteña.

El proyecto elegido es rechazado por el Cardenal Copello, hay quienes aseguran que es porque no quería que la enorme aguja de su cúpula sobrepasara la altura de la Catedral. Otro de los motivos posibles es porque el Cardenal no gustaba mucho del estilo Gótico en que se habían inspirado para diseñar el proyecto.

Pasa el tiempo, y las obras no se inician. La dificultad para recaudar fondos en medio de la crisis mundial de 1930, más el poco interés del Cardenal por el proyecto final postergan los trabajos.

En 1934 ya se ha constituído oficialmente la Parroquia de la Medalla Milagrosa y el padre Esteban Mattías se pone al frente del proyecto por parte de la congregación Vicentina .

El terreno de la esquina de las Avenidas Asamblea y Curapaligüe del barrio de Parque Chacabuco recibe una multitud de entusiastas de fieles que en el día de la Medalla Milagrosa colocan junto al presidente de la Nación, el Cardenal Copello y la Señora de Olmos  la piedra fundamental del nuevo proyecto presentado por el arquitecto Carlos Massa, uno de los favoritos del Cardenal que proyectó los planos de más de 30 iglesias en tan sólo 8 años.

Existen documentos escritos que comprueban que el Arquitecto Massa acordó cobrar el 22 de octurbre de 1937 el 1,5% del valor del presupuesto inicial que se suponía que costaría la obra.

Si bien la piedra fundamental se colocó en el año 30, los planos definitivos están aprobados por el padre Mattias el 14 de Julio de 1938, junto con las firmas de Sor Levadoux en su rol de visitadora de las Hijas de la Caridad, la Señora de Olmos y el constructor Valli.

De estilo neorrománico el templo presenta tres naves con crucero, dos torres en la fachada con campanario carrillón de seis campanas, cuatro relojes y una imponente cúpula hexagonal de 40,70 metros de altura, rodeada de cuatro torres menores. El largo total es de 53,15 metros; su ancho es de 20,50 metros, el crucero mide 38,60 metros. La bóveda interna se eleva a 19 metros, el techo está a los 22,80 metros y el tímpano a 26,80 metros.

Todo el templo está montado sobre una explanada con escalinatas de dos metros que definen el contorno.

El 27 de noviembre de 1938 a las 10 de la mañana, entre andamiajes y planchuelas, en una esperada ceremonia se bendijo la imagen de 5,30 metros de altura de la Virgen de la Medalla Milagrosa que corona el Santuario. Obra del escultor Santiago Chierico.

La tan ansiada inauguración del templo se realizó con una magnífica ceremonia con la presencia de grandes autoridades eclesiásticas y nacionales el 22 de Noviembre de 1941.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *