LOS VOTOS DEL BARRIO SEGÚN LA COMUNA

13 de agosto, 2019

Aun con una leve ventaja a favor del precandidato del presidente Mauricio Macri, hubo algunas comunas en las que los porteños emitieron su voto de manera muy pareja entre el actual jefe de la ciudad y Lammens. Fue el caso de las comunas 3 (integrada por los barrios de Balvanera y San Cristóbal), 7 (Flores y Parque Chacabuco) y 15 (Agronomía, Chacarita, La Paternal, Parque Chas, Villa Crespo y Villa Ortúzar). El promedio de diferencia entre ambos postulantes rondó los seis puntos a favor de Rodríguez Larreta.

Juntos por el Cambio ganó en 13 comunas y perdió dos en el sur. En las elecciones de 2015 y 2017 el macrismo había retenido los 15 distritos porteños; el corredor norte, el más afín al oficialismo. Horacio Rodríguez Larreta salió indemne en estas elecciones primarias y dio el primer paso en su carrera hacia la reelección en octubre próximo, casi como se preveía. Sin internas de por medio, el actual jefe de gobierno porteño por la alianza Juntos por el Cambio se llevó el 46,32% de los votos y lideró el sufragio en 13 de las 15 comunas en las que está dividida la Capital. Su principal contrincante, Matías Lammens, del Frente de Todos, obtenía el 32,05%, muy por encima de las expectativas previas.

Pero esta elección porteña tuvo una característica particular. A diferencia de procesos electorales anteriores, esta vez el oficialismo perdió posición en dos comunas del sur que solían ser difíciles de ganar, pero que, aun así, se teñían de amarillo. Lammens quedó al frente en la comuna 4 (integrada por los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) con el 40,33% de los votos y en la 8 (conformada por Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano) con 47,30%. Consultados sobre si este mínimo revés electoral podría tener relación con la histórica postergación del sur, desde el gobierno porteño respondieron anoche a un importante diario argentino que hubo «una fuerte presencia del Estado en esos barrios en estos últimos cuatro años». Pero que una vez que finalice el conteo de los votos, «analizaremos los resultados comuna por comuna», dijeron.

En cambio, desde el kirchnerismo celebraron los números. «El gobierno de la ciudad descuidó a los sectores medios y más vulnerables en medio de este contexto económico», resaltó Manuel Socias, responsable político de la campaña de Lammens, en diálogo con un importante diario del país. Desde el partido confían en que, en las elecciones generales de octubre próximo, el Frente de Todos «ganará más de la mitad de las comunas». Socias resaltó: «En la comuna 8 ganamos por cerca de 17 puntos, algo nunca visto, y estuvimos muy cerca en otras zonas». Con más del 96% de las mesas escrutadas, Rodríguez Larreta sacaba una ventaja de poco más de 14 puntos por sobre el precandidato del kirchnerismo.

En orden de cantidad de votos, y con el piso de sufragios necesarios para las generales de octubre, se sumaban -más lejos en la intención de voto- Consenso Federal (encabezado por Matías Tombolini y adherido al partido liderado por Roberto Lavagna a nivel nacional) con el 7,24% y el Frente de Izquierda y de Trabajadores con Gabriel Solano como precandidato (4,03%). La mayor polarización entre los principales candidatos a jefe de gobierno porteño para el mandato 2019-2023 se registró en aquellas comunas donde, en general, el oficialismo rondó el 60% de los votos tanto en las primarias de 2015 como en las legislativas de 2017. Se trata del corredor norte de Buenos Aires.  La diferencia fue muy amplia en Recoleta (comuna 2), donde Rodríguez Larreta superó por cerca de 45 puntos a Lammens, su inmediato seguidor, conforme avanzaba el recuento. Cifras parecidas resultaron en las comunas 13 (Núñez, Belgrano y Colegiales) y 14 (Palermo) que mantuvieron siempre una holgada superioridad.

Sorpresa

Una situación particular, muy reñida, fue la que ocurrió con la evolución del escrutinio en los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda, que integran la comuna 9. Apenas se dieron a conocer los demorados datos oficiales, el precandidato del Frente de Todos parecía ganar la mayoría de votos en esa parte del distrito, pero, con el correr de los minutos, la tendencia se revirtió y el actual jefe de gobierno se impuso en esa comuna. En la 1, conformada por los barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución, el frente oficialista Juntos por el Cambio obtuvo el 46,40% de los votos. En Almagro y Boedo (comuna 5), en tanto, Rodríguez Larreta se quedó con el 41,93% de los electores por sobre el 34,96% de Lammens. En Caballito, el oficialismo se impuso por el 48,19% de los votos.

Los partidos que quedaron afuera

Por no conseguir un piso mínimo del 1,5% de los votos totales válidos, quedó fuera de las elecciones generales de la ciudad la lista de Autodeterminación y Libertad, encabezada por Marta Martínez (22.840 votos, 1,21%) y cuyo representante nacional es Luis Zamora. Martínez, de todas maneras, continuará en su banca en la Legislatura porteña hasta diciembre de 2021.

Respecto del precandidato a jefe de gobierno por el Movimiento al Socialismo nuevo (MAS), Miguel Forte, obtuvo 17.133 votos (0,9%) y también fue desplazado de las elecciones de octubre. Las otras alianzas que no cumplieron el objetivo mínimo son: el Partido Dignidad Popular, con el precandidato Leonardo Herrero (2162 votos, 0,11%), y Unite por la Libertad y Dignidad, con Roberto Valerstein (948 votos, 0,05%).

Poco más de dos millones y medio de porteños estuvieron habilitados para votar entre ocho candidatos a jefe de gobierno de la ciudad y en octubre solo deberán elegir entre cuatro. Fuente: Valeria Musse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *