Motochorro con condena light: Dos años sin manejar la chorro-moto; después de haber robado en 10 barrios porteños

Fue condenado a tres años de prisión en suspenso, por lo que no irá preso, aunque deberá realizar tareas comunitarias y no conducir motos por dos años, informaron hoy fuentes judiciales.

De acuerdo al sitio Fiscales.gob.ar, la condena fue dictada por el juez del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 18, Domingo Luis Altiei, en un juicio unipersonal del que participó el fiscal 8 de ese fuero, Guillermo Morosi, quien había solicitado una pena de tres años y medio de prisión.

Se trata de Leandro Santiago Bazán (27), quien el 13 de abril de 2018, cerca de las 22, le arrebató el celular a un joven en en el barrio porteño de Palermo y una hora después intentó hacer lo mismo en el barrio de Núñez, aunque en este caso la víctima y su hermano lograron evitarlo y hacerlo caer al piso, por lo que fue detenido.

El motochorro fue acusado formalmente por la Justicia de al menos dos robos cometidos en abril de 2018 en la ciudad de Buenos Aires, aunque a la vez investigado por varios más.

Estamos hablando del motochorro de la polémica, que robó en ocho barrios porteños y con una moto sin patente. Fue durante su último raid delictivo, en el que arrebató 9 celulares. Antes había sido detenido con 11 teléfonos. El motochorro Leandro Santiago Bazán (27) hace lo que quiere en la Ciudad de Buenos Aires. Las dos veces que lo engancharon robando fue en motos sin patente y, en cada oportunidad, tenía una decena de celulares encima. Ninguna de las dos veces que fue detenido lo atrapó la Policía: la primera fue una de las víctimas y, la segunda, cayó por un accidente de tránsito. Había quedado libre por decisión de la Justicia.

Además de la cantidad de teléfonos que arrebataba en cada salida, Bazán es dueño de otro lamentable récord: los investigadores comprobaron que robó en un mismo día, al menos en diez barrios porteños.

La impunidad con la que Bazán se manejaba por la Ciudad está reflejada en los expedientes judiciales. La primera vez que lo detuvieron, protagonizó al menos dos asaltos en Palermo y Núñez con una moto sin patente, el 13 de abril del año pasado.

«Será necesario visualizar la cara para cuidarse de él», dijo un lector de este site insinuando que corremos riesgo de que vuelva a cometer delitos, por eso nos sugirió que publiquemos insistentemente su cara, como una forma de escrache.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *