Motochorros en el barrio

El viernes 8 de febrero a la tarde hubo otro robo de motochorros, muy violento, en el barrio de San Justo, La Matanza. La víctima afectada por este incidente fue golpeada por los asaltantes y después se lo llevaron en su moto. Se trata de un mecánico de 32 años fue atacado este viernes por dos motochorros cuando llegaba a su casa después de trabajar. Los asaltantes le robaron la moto, lo golpearon a puños y patadas; le apuntaron con sus armas antes de huir. El hecho ocurrió pasadas cerca de las 18 en la puerta de la casa de la víctima, ubicada en la calle Thames al 2400 de la localidad de San Justo, partido de La Matanza.

Joel Pascuale, el mecánico que resultó ser la víctima de este asalto, regresaba a su casa, donde lo esperaban su esposa y su hijo. Antes de ingresar al garage, fue abordado por dos motochorros, quienes se bajaron de la moto en la que venían y, con los cascos puestos, atacaron a la víctima: lo tiraron de la moto, le pegaron y a los pocos segundos huyeron uno en cada vehículo.

Según comentó Pugliese, el asalto a su sobrino ocurrió en un barrio de clase media, «pero donde todo está cada vez más complicado… Hace dos meses le pegaron un tiro a una verdulero, y en el mismo edificio de Joel vivía un policía de la Ciudad que fue atacado en Capital y tuvieron que amputarle las dos piernas«, detalló su tío. Se refiere a Isaias Correa, quien sufrió un asalto en nuestro barrio (Parque Chacabuco) y como consecuencia de eso perdió sus miembros inferiores.

Pascuale no alcanzó a abrir la puerta de la cochera. En las imágenes, captadas por una cámara de seguridad hogareña, se observa que el mecánico no se resistió. Según contó su tío Cristian Pugliese a los medios, los hombres le apuntaron cada uno con una pistola y, además de la moto, se llevaron su teléfono celular, documentación del vehículo y un poco de dinero. «Tiene heridas menores y el trauma que te deja una situación así», explicó Pugliese. Pascuale había sido víctima de otro robo un mes atrás, cuando otros asaltantes le sacaron su auto, un Chevrolet Corsa.

Las fuentes policiales aseguraron que Pascuale no había hecho la denuncia al momento de la publicación del hecho en este medio, por lo que agentes de la fuerza fueron a tomarle declaración a su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *