No cesan los asaltos en la zona

Resultado de imagen para motochorro

 

A las 18 hs. se llena de vecinos y visitantes el Parque Chacabuco, sobre todo la recientemente estrenada pista de atletismo, donde en ese horario específicamente, se congestiona la pista con la poca solidaridad de la gente que sale a correr con sus hijos pequeños y los deja que se crucen de andaniveles o la gente que sale a correr por la pista mientras envía mensaje desde el celular. Increíble, pero es así: la falta de respeto por el otro, no tener en cuenta al otro parece ser, cada vez más, algo instalado en la mayoría de los ciudadanos de clase media que piensan más en sí y nada en el otro. En fin… De acuerdo a este movimiento, la zona del Parque parecía más protegida de robos y asaltos; sin embargo, la zona parece seguir liberada y los asaltos continúan como siempre.

Durante la tarde del 10 de enero hubo dos casos con una diferencia de cinco cuadras. Por eso, en Parque Chacabuco se considera zona liberada en jurisdicciones de las dos comisarías que competen al barrio.

Se registran 20 robos con la misma modalidad: motochorros acorralan a un peatón, le apuntan con armas, lo amenazan y le roban.

Ayer, cuando anocheció hubo una nueva víctima en el barrio. Esta vez fue una joven que caminaba por avenida Daract, entre Somerella y Lugo. Dos moto chorros la abordaron arriba del vehículo y el que iba de acompañante le apuntó con un arma. En medio del miedo y los nervios, la chica intentó refugiarse en el taxi de un vecino y la violencia siguió en escalando. Un rato antes, a la tarde, otro robo tuvo lugar en avenida Cobo y Agustín de Vedia. Le apuntaron con arma a un adolescente y le sacaron la mochila, el celular, la billetera.

 

Patricia Alejandra Abbondanza cuenta que a las 20.15hs fue asaltada por 4 motochorros en Víctor Martínez y Zelarrayán. “Dos maleantes entraron al departamento de mis padres dejando un desastre. Malvinas Argentinas y Primera Junta. Mis padres estuvieron secuestrados en su propia casa durante una hora. Son personas de 85 y 90 años de edad”.

 

Uno de los problemas que denuncian los vecinos, es que en la zona de la villa 1 11 14 no hay muchos efectivos policiales y cuando alguien es robado con la modalidad que describen los damnificados, rápidamente tiene que denunciar en la comisaría y dar aviso al 911. La denuncia hay que hacerla en la comisaría, porque de esa manera alertan a los puestos de gendarmería y policía (en teoría) porque si hablamos de zona liberada…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *