Parque navideño en el Parque Chacabuco

 

Papá Noel es un personaje mitológico que había aparecido en ilustraciones desde mediados del siglo XIX, que hasta los años 30 la imagen de este personaje variaba, sus trajes eran verdes, blancos y rojos, según el ilustrador que lo dibujara. Papá Noel apareció por primera vez en un anuncio de Coca-Cola publicado en los diarios ‘The Saturday’ ‘Evening Post’ en 1920. De aspecto serio, éste primer Santa Claus fue creado por el ilustrador Thomas Nast, y Coca-Cola usó en su publicidad diferentes diseños de este personaje desarrollados por otros ilustradores obteniendo los derechos para hacerlo, combinando los colores rojo y blanco del mítico Papá Noel con los del logo de la gaseosa. El Papá Noel que todos conocemos en la actualidad nació en 1931, por encargo de la agencia de publicidad de Coca-Cola al dibujante Haddon Sundblom. El objetivo era crear un personaje a medio camino entre lo simbólico y lo real, con el objetivo estratégico de marketing de la gaseosa que es vender: felicidad. Para ello, el ilustrador se inspiró en el poema ‘A Visit From St. Nicholas’ de Clement Clark Moore.

¿Pero, de donde sacó Coca Cola a Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás (son algunos nombres con los cuales se conoce al personaje). Formaba parte del mito solar del solsticio de invierno al que el cristianismo sincretizó con la figura del obispo cristiano de origen griego llamado Nicolás, que vivió en el siglo IV en Anatolia, en los valles de Licia (en la actual Turquía). Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás de Bari, Italia.

Siguiendo con la tradición de Navidad y Papá Noel, en el Parque Chacabuco se montó un parque navideño en su sexta edición, inaugurado por el jefe de gobierno Horacio Larreta. Las actividades son gratuitas y el juego de llevar una cartita también; aunque no queda claro si se esclarece este detalle o sigue formando parte de una creencia que es parte de un sistema religioso; que a entender de muchos psicólogos excede el juego o éste se transforma en un engaño, dado que Papá Noel no existe más que como una creación simbólica y mítica.

Lo interesante son las donaciones de juguetes que recolectan las ONGs y que serán distribuidos a niñez de otras provincias y ciudades.

Dentro de la carpa inflable habrá juegos, globos, maquillaje artístico, personajes temáticos. En la Aldea de Duendes del parque habrá tumbalatas, golfito navideño y hasta el juego de embocar aros en las astas de los renos de la escenografía. Los pequeños artistas de la casa podrán dibujar y pintar sobre los atriles de la Fábrica de Juguetes. Papá Noel estará en su cabaña para recibir las cartas con los deseos de los chicos, quienes podrán llevarse un recuerdo del momento impreso.

También se sumarán nuevos shows y espacios, y habrá una esfera inflable, una plaza blanda y otros juegos. Este año tampoco faltarán el pelotero y actividades de maquillaje artístico y globología para los más chicos.

Suenan atractivas algunas actividades como el relato de las historias fantásticas de duendes, trineos, bolas de nieves, la del oso navideño, etc. desarrollando la imaginación de les niñes.

 

 

Horarios: Lunes a viernes de 15 a 20 hs.

Sábados, Domingos y Feriados de 10 a 20 hs.

Hasta el domingo 23 de diciembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *