Pasto nuevo

Pasto en el Parque Chacabuco

Mientras unos hombres remueven tierra sobre sus máquinas gigantes, juntando tierra y tirándola al costado, en la pista de atletismo en el Parque Chacabuco, otra escuadrilla de hombres, bordeando la calesita, sacaba planchas de césped, húmedo y de un verde bien intenso, para ponerlo como baldosas en la tierra removida. En los perímetros que habían dejado hueco pusieron plantas, que de lejos sus hojas la confunden con jazmines; y que lamentablemente los hombres que la estaban plantando no recordaban o no sabían su nombre. De a poco el parque va tomando color y oxigenando al barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *