RUNNING DE NOCHE

17 de junio, 2020

Desde el 8 de junio se permite salir a caminar, trotar, pedalear y patinar en CABA, siguiendo un estricto protocolo propuesto por el gobierno de la ciudad.

Los Parques que suman superficie en sus entornos para actividad física son los siguientes: Eje Sarmiento – Rosedal, Parque Centenario; Parque Lezama; Parque Saavedra; Parque Patricios, Parque Chacabuco, Parque Arenales, y Parque Avellaneda

●Entre las 19.30 y las 22 se corta el tránsito vehicular en los alrededores de los principales parques donde la gente suele correr. En total se suman 14 Km lineales para realizar actividad física de manera segura.

● Se incorporan 14 Km lineales de recorrido peatonal adicional, en avenidas y calles. Control de cortes y seguridad: agentes de tránsito, policías, agentes de prevención, guarda parques y bomberos, desplegados para ordenar la actividad y garantizar la seguridad. A este personal, también se han sumado muchos entrenadores de running de forma desinteresada y voluntaria. Los cortes se focalizan en el horario 19.30 a 22:00 hs.

Concientización: 300 voluntarios orientando y asesorando sobre las medidas que se deben tomar para cuidarse y cuidar a los demás. Cada parque tiene su propio coordinador organizando esta tarea.

Esquema de Cortes

Eje Sarmiento – Rosedal: Corte de Figueroa Alcorta, desde Sarmiento a La Pampa. Calles internas del Lago de Regatas. Corte de las calles Tagle y Austria, entre Figueroa Alcorta y Libertador.

Parque Chacabuco: Se cortan Asamblea, entre Emilio Mitre y Curapaligüe, y Curapaligüe, entre Asamblea y Perón.

Parque Centenario: Se corta un anillo de Patricias Argentinas y la avenida Warnes, de Aráoz a Ángel Gallardo.

Parque Lezama: Se cortan Av Brasil, entre Paseo Colón y Defensa, y Defensa, entre Brasil y Uspallata.

Parque Arenales – Devoto: Se cortan Av Salvador María del Carril, entre Segurola y Emilio Lamarca. Corte parcial de Nueva York y Bahía Blanca perimetral al parque y corte total de Pareja y Mercedes, perimetral al Parque.

Parque Patricios: Se cortan Pepirí, entre Caseros y Uspallata, y Uspallata entre Monteagudo y Pepirí.

Parque Saavedra: Se cortan Av García del Río, de Crámer a Pinto y anillo perimetral al Parque.

Parque Avellaneda: Se cortan Lacarra, entre Bilbao y Avenida Directorio, y Directorio, entre Olivera y Lacarra.

● El horario es entre las 20:00 y las 8:00 de la mañana, a contra turno de la actividad comercial.

● Para las actividades de baja intensidad, como caminar o andar en bicicleta, es obligatorio el uso de tapabocas. Para quienes salen a correr, solo pueden sacárselo mientras realizan la actividad.

● La distancia entre personas siempre tiene que ser superior a los dos metros. Esto es muy importante. Si se sale a caminar, hay que evitar hacerlo por las zonas donde habitualmente corre gente. Y si se sale a correr y hay mucha gente, hay que intentar buscar otra zona.

● Salir siempre en las cercanías del domicilio. Nadie puede ir en auto, bici, o transporte público a entrenar a su parque de preferencia o a otro barrio que no sea el suyo.

La noche de ese primer lunes de salidas de actividad física permitidas dio que hablar al país. Imágenes de parques superpoblados de gente caminando o trotando, muchos sin respetar las normas, recorrieron noticieros y diarios poniendo a los runners en el papel de inadaptados. Muchos pensaban que después de terrible episodio el gobierno de la ciudad diera marcha atrás con la flexibilización, pero lejos de eso, redobla la apuesta y propone cortes de tránsito vehicular en los alrededores de los principales parques donde la gente suele correr.

Los días siguientes la escena cambió drásticamente: mucha menos gente y más ordenada, en esas mismas plazas que el primer día parecieron explotar.

Es importante cumplir a rajatabla el protocolo propuesto no sólo para cuidarse a un mismo y cuidar al otro; también para cuidar la libertad que fue dada a quienes optan por ejercitarse al aire libre, en un momento donde la cuarentena sigue firme en muchos ámbitos, y con casos todavía en aumento.

Sería bueno no solo cumplir sino motivar a los otros a respetar las normas, y en caso de ver a alguien en actitud rebelde, pedirle de forma amable, modificarla. Todos podemos poner nuestro granito de arena para construir una sociedad más respetuosa y solidaria, ser agentes de cambio y responsabilidad.

Para quienes salgan a realizar actividad física se presenta una necesidad de prevención doble: además de cuidarse del COVID-19 cumpliendo con las normas pertinentes, habrá que cuidarse de la vuelta al ejercicio tras un período tan extenso de inactividad. Por ejemplo, los corredores que estuvieron parados casi tres meses, al volver a correr deben hacerlo de forma muy progresiva y cuidada. Muchos siguieron moviéndose con rutinas físicas de ejercicios de fuerza, técnica, flexibilidad, y ejercicios cardiovasculares como pedalear en bici fija, saltar la soga, o clases del tipo aeróbicas virtuales.

Pero en ninguno de los casos la actividad puede compensar por completo el trabajo específico de la carrera. Lo recomendable será volver a conectarse con la actividad de forma libre y alegre, sin presión y sin desanimarse por el desempeño: el rendimiento se verá sin dudas altamente afectado.

https://www.infobae.com/new-resizer/5i5hhQ2n14811xQtvz0GdYFoYv0=/750x0/filters:quality(100)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/infobae/LTFB6XOFVFHBJMTQMG44BZM2AQ.JPG

Quizás al primer día de trote no duela nada, pero al día siguiente las piernas pueden molestar hasta para caminar. Ahí es cuando hay que saber parar y tomarse el descanso que el cuerpo pida. No es aconsejable pasar de no hacer nada a correr todos los días: la transición debe ser lenta. Lo ideal es no dejar de golpe lo que se estaba haciendo si se ejercitaba con otros métodos: ir alternando las rutinas de cuarentena con las nuevas salidas permitidas aumentando el tiempo, la intensidad, y la frecuencia de forma progresiva hasta volver a la planificación que se llevaba antes del aislamiento.

Un buen recurso es alternar trotes con caminatas de ser necesario, y prestar mucha atención al calzado: las zapatillas deberían tener buena amortiguación y estabilidad para proteger de los impactos agresivos en músculos y articulaciones debilitados por el desuso. Otro punto importante es la protección con tapabocas: si bien para correr no resulta obligatorio, es recomendable llevarlo siempre. Una buena idea pueden ser los Buff, que permiten subirse y bajarse prácticamente.

De esta forma pueden colocarse cubriendo boca y nariz al caminar (actividad donde sí se exige obligatoriamente) y bajarlo en el momento en que se corre, siempre que no haya nadie cerca. Además, muchas veces quienes van a correr no lo hace la totalidad del tiempo desde que salen y regresan a sus casas; porque arrancan caminando, o porque quizás durante el ejercicio combinan trote y marcha. Por eso, con más razón, hay que llevar tapabocas o Buff siempre.

Es clave evitar el agrupamiento de muchas personas en cualquier situación. Por eso, si tu parque, plaza, o circuito preferido está muy concurrido, tratá de evitarlos. Optá por circuitos alternativos y aprovechá las calles cortadas que habrá a tu entera disposición.

A continuación compartimos las medidas para el desarrollo de la actividad física de forma completa, y el esquema de cortes de calles propuesto con un despliegue de voluntarios que incluye a entrenadores de Running. Estos docentes decidieron unirse y colaborar controlando en los parques junto a los demás voluntarios a fin de sumar fuerzas y orden a la nueva medida que aporta salud a la comunidad, si se lleva a cabo prolijamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *