Sin nadar

Una empleada del natatorio municipal que está debajo de la Autopista, en el Barrio del Parque Chacabuco, al ver que un chico intentaba forzar la puerta para entrar (por más que adentro había oscuridad y la puerta estuviese cerrada con llave) le explicó que no había actividades, esto es, que la pileta no estaba disponible debido a la caldera que había dejado de funcionar y un caño que aparentemente también se había roto. Eso significaba que, el lunes no iría a nadar porque la pileta los lunes estaba cerrada, pero, aparentemente por el caño roto, tampoco estaría disponible el martes. Para lo cual, la empleada, con cordialidad, le sugirió al chico que llamara antes de ir a la pileta del parque, el día martes.

El chico le agradeció. Cargó su mochila sobre los hombros y volvió a caminar hasta la avenida, donde esperaría el colectivo que lo llevaría a su casa. Lo que no entendía era porque nadie había puesto un cartel en la puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *