Una rosa en tu casa

La palabra rosa puede parecer cursi; está muy usada y se la suele meter en cualquier canción cuando falta una palabra. Lo mismo pasa con la palabra amor. Eso no quita la fuerza y la energía que ambas palabras, con sus respectivas sustancias tienen en sus hechos. Una cosa es decir hacer el amor, y otra muy distinta es hacerlo. Hay cosas que son convenientes no decirlas, sino hacerlas.

La importancia de un ramo de flores en la mesa cuando llega tu pareja. O simplemente una sola que circunde el ambiente, con su aroma, color y presencia puede cambiarte la noche. Pensalo.

El Ministerio de Espacio Público Porteño tuvo una iniciativa creativa e inteligente, si podes ver lo que podes hacer con ella. Claro, ellos te facilitan la herramienta y vos tenes que poner lo tuyo para que el efecto deseado se produzca. ¿O querés que otros lo hagan por vos? (Incluye lo que puede pasar después de la rosa en la mesa, la cena y la cama).

En casa tengo cañas de bambú que me dio un músico, amigo y un duraznero, que me regaló otro amigo, en este caso un escritor. Me dijo que si lo cuidaba y regaba todos los días iba a ser el primer paso para llamar al amor, que de esta forma me iba a ejercitar para dar y recibir amor, y que cuando menos lo esperara iba a conocer a alguien que me iba a querer y cuidar como yo a él. Y ahora termino de escribir esto y salgo corriendo para el Parque. ¿No será lindo tener una rosa, hija del Parque, en casa. Y cuando florezca pondré sus colores y aromas en un fino florero blanco sobre la mesa, blanca, esperando que mi chico venga a cenar a casa. Lo que sigue es privado.

En el Rosedal de Palermo, el primer día de la convocatoria se eligieron rosas trepadoras. En esa especie se inició la poda de los 18 mil ejemplares del Rosedal. Dicen que hay 93 especies, entre ellas se destacan las rosas Valentina Casucci, color borgoña y las Cristóforo Colombo, que en su mayoría son naranjas.

La poda se hace en invierno porque en esta época del año están sanas y fuertes para la floración, que es en septiembre, y puedan alcanzar su desarrollo máximo en octubre. Además de podarlas, les ponen fertilizantes y complementos esenciales. Para que la rosa crezca y florezca, es fácil, tenés que enterrar en tierra fértil dos brotes del esqueje y dejar los otros al aire. Durante los próximos tres meses florece, dicen los especialistas. Hay que ponerse con las manos en la obra.

Cualquier vecino del barrio puede acercarse de martes a viernes, de 13 a 17 hs. en el Rosedal del Parque Chacabuco para llevarse un tallo de rosa. También se ejecuta el mismo programa en el Rosedal de Palermo y en el Parque Micaela Bastidas.

Hay tiempo, pero no te dejes estar, que hasta el 21 de julio se harán las entregas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *